Estrategias, modelos, herramientas de gestión y otra información necesaria para saber ¿cómo gestionar una empresa?

BUYING A HOUSE IN SPAIN

buying house in SpainBuying a house is a serious life decision, that often can be very stressful, due to the lack of knowledge of the applicable regulations. If the property is situated abroad, the buyer often has to also face language barriers. In this article, we explain the basic formalities and aspects that should be taken into account when buying a house in Spain.
 
In the first place, we strongly recommend to check the legal status of the property by verifying the information contained in the Spanish property register (Registro de la Propiedad). This allows for checking the identity of the property owner and possible rights in rem burdening the property (easement, mortgage). It is also recommendable for an architectural studio to verify the technical condition of the property.
 
Before buying the property, the buyer must:
  • Obtain a Spanish Foreigner Identification Number (N.I.E.: Número de Identificación de Extranjeros)
  • Open a bank account in Spain

Next, the parties conclude a preliminary agreement (Contrato de arras; Contrato privado de compraventa), which sets out the deadline by which the notary act should be signed. Moreover, it sets out the purchase price, as well as the advance payment that should be made by the buyer (usually 5%-10% of the purchase price).

 
The preliminary agreement also defines the distribution of the costs arising from the transaction. It should be borne in mind that the preliminary agreement is binding on both parties. This means that, if the sale is not finalised within the specified deadline due to the buyer’s fault, the seller will be entitled to keep the advance payment. On the other hand, if the transaction is not completed due to the seller’s fault, he will be required to refund double the amount of the advance payment [read more]

https://www.kancelariahiszpania.com/home

Anuncios

«Els defensors de la RSC argumenten que les empreses no poden eludir del tot la responsabilitat moral de les seves accions»

La  qüestió  de  si  les  empreses, a  part de la seva  responsabilitat  jurídica i econòmica, han de ser responsables davant el conjunt de la societat és un tema de debat freqüent en l´actualitat. Els directius de les empreses han de prendre decisions que no només contribuiran a l´increment dels seus beneficis, sinó també a la protecció i el desenvolupament del benestar social. La protecció del benestar social significa que s´ha de procurar que les empreses no prenguin decisions perjudicials per a la societat i que les seves accions tinguin com a objectiu la prevenció de fenòmens socials negatius que puguin resultar de les accions passades de les empreses. El desenvolupament del benestar social fa referència a la implicació de les empreses en diferents actuacions que beneficiïn el país.

La idea que les empreses emprenguin activitats en benefici de la societat, coneguda com a Responsabilitat Social Corporativa (RSC), té els seus defensors i els seus detractors. Els primers recorden les paraules de l´economista Samuelson, que afirma que les empreses no només poden implicar-se en la responsabilitat social, sinó que haurien de fer-ho per motius ètics. D´altra banda, els detractors de la RSC es basen en les afirmacions d´un altre economista conegut, el Nobel Milton Friedman, que defensa que l´objectiu del «món empresarial» és emprendre les activitats que comportin més beneficis per a l´empresa, actuant segons les normes de la lliure competència.

Un altre argument a favor de limitar la responsabilitat social de les empreses són els seus costos. La participació en activitats en benefici de la societat comporta la necessitat d´invertir una part dels recursos econòmics de l´empresa en aquestes activitats. Segons els detractors de la RSC, és la societat qui, en última instància, ha de fer-se càrrec d´aquests costos, ja que això pot comportar menys dividends per als accionistes, salaris més baixos per als treballadors i preus més alts. [leer más…]

W przypadku, gdy polski Sąd wydaje wyrok przeciwko dłużnikowi posiadającemu swoją siedzibę, zamieszkałemu lub posiadającemu majątek na terenie Hiszpanii, należy wszcząć postępowanie egzekucyjne przed hiszpańskim Sądem. [czytaj więcej]

Egzekucja polskich należności w Hiszpanii

Asesoramiento jurídico

Si necesitas asesoramiento jurídico sobre el derecho español (civil, administrativo, mercantil, laboral, inmobiliario o de consumo) te recomiendo los servicios del Despacho de Abogados de Dagmara Marciniak.
https://www.kancelariahiszpania.com/inicio

Jeśli ktoś potrzebuje porady prawnej w zakresie prawa hiszpańskiego, serdecznie polecam usługi Kancelarii Prawa Hiszpańskiego Dagmary Marciniak. 
https://www.kancelariahiszpania.com

Us recomano l’entrevista(en catala) durant la qual Dagmara Marciniak explica com ha sigut possible el Brexit des del punt de vista del dret de la Unió Europea.
Brexit

Entrevista sobre Brexit

 

Propiedad intelectual

Zrzut ekranu 2018-02-15 o 20.48.36Según el Índice Internacional de Derechos de Propiedad para 2017 (en inglés International Property Rights Index, IPRI), publicado por  la Property Rights Alliance, Nueva Zelanda es el país líder en el mundo en la protección de los derechos de propiedad, mientras que Finlandia ocupa el primer puesto en Europa, seguida de Suecia. Los últimos puestos a nivel mundial corresponden a Yemen y Venezuela. España ocupa el puesto 35 en el mundo y el 17 en Europa occidental.  El Índice se ha calculado para 127 países.

El Índice Internacional de Derechos de Propiedad es un estudio comparativo que permite conocer y evaluar cómo los derechos de propiedad son protegidos y aplicados en los países evaluados. Está compuesto por 10 indicadores agrupados en tres categorías principales: 1) Entorno Legal y Político (indicadores: independencia judicial, Estado de derecho, estabilidad política y control de corrupción); 2) Derechos de Propiedad Física (indicadores: protección de los derechos de propiedad física, registro de la propiedad y acceso a préstamos) y 3) Derechos de Propiedad Intelectual (indicadores: protección de los derechos de propiedad intelectual, protección de las patentes y piratería de los derechos de autor). La escala de clasificación global del IPRI es de 0 (inexistencia de la protección de los derechos de propiedad en un país) a 10 (el mayor grado de protección). En el Índice para 2017, se han analizado y comparado los datos actuales de 127 países, que representan el 98% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial y el 93% de la población mundial.

El IPRI mide el grado de protección de los derechos de propiedad, debido a la importancia de estos derechos tanto para la libertad humana y una gobernanza justa, como  para la prosperidad económica de las naciones. El PIB medio per cápita de los países que ocupan el top 5 del ranking (Nueva Zelanda, Finlandia, Suecia, Suiza y Noruega) es de 57.230 USD, mientras que el PIB medio per cápita de los países que están a la cola del ranking (Ucrania, Moldavia, Bangladesh, Venezuela y Yemen) es de 4.533 USD. Estos datos indican que hay una correlación directa entre el nivel de protección de los derechos de propiedad y el valor del PIB de los países investigados. En otras palabras, un país tiene mejor desempeño económico cuanto más efectivo sea su sistema de protección de los derechos de propiedad.

Nueva Zelandia ha recibido 8,63 puntos sobre 10 y ocupa, por primera vez, el primer puesto del ranking. En la cola se encuentra Yemen con tan sólo 2,72 puntos. A escala regional, el mayor grado de protección de los derechos de propiedad se encuentra en América del Norte y Europa Occidental, mientras que las regiones de Europa Central y del Este, Asia Central y África ofrecen el menor grado de protección de estos derechos.  En estas partes del mundo los derechos de propiedad física, es decir, los derechos de una persona de disfrutar y disponer de un bien u objeto, son los que gozan de mayor grado de protección, mientras que la protección de los derechos de propiedad intelectual deja mucho margen de mejora. Además, los aspectos relativos a la legislación, las políticas gubernamentales y el nivel de corrupción constituyen otra gran debilidad en cuanto a la protección de los derechos de propiedad en estas regiones. Esta situación se invierte en los países con el mayor grado de protección de los derechos de propiedad, en los que el entorno legal y político es el más favorable para la garantía de tales derechos.

España ocupa el puesto 35 a nivel mundial y ha mejorado su posición en comparación con el puesto 45 que ocupaba el año anterior, pasando de una puntuación de 5,85 en 2016 a 6,72 en 2017. Esta mejora es el resultado de los progresos realizados en la categoría de Derechos de Propiedad Física, en especial en cuanto al indicador Acceso a Préstamos, en el que ha subido 3 puntos en comparación con el año 2016 (de 1,24 a 4,29 en 2017). Esta subida se debe a un mejor acceso de los ciudadanos a préstamos bancarios sin exigencia de garantías, lo cual constituye un indicador del nivel de desarrollo de las entidades financieras en cada país.

En la categoría de Derechos de Propiedad  Intelectual, España ha obtenido una puntuación de 6,75, esto es 0,36 puntos más que en 2016. Esta subida se debe a las mejoras en el indicador de protección de los derechos de propiedad intelectual, que ha subido de 5,01 a 6,0 puntos. Esto significa que, a partir del 2017, los derechos e intereses de los autores de las producciones científicas, literarias o artísticas gozan de una mejor protección. En cuanto a la protección de las patentes, ésta ha obtenido una puntuación de 8,67, mientras que el indicador de la piratería de los derechos de autor ha obtenido 5,6 puntos.

Aunque España ha mejorado su posición en el ranking, todavía le queda mucho por hacer en cuanto a la protección de los derechos de propiedad. La economía moderna se basa en el conocimiento y la implementación de innovaciones, siendo, por lo tanto, de extrema importancia la necesidad de proteger los derechos de propiedad intelectual y física. El papel de cada Estado debe consistir en proteger estos derechos y prevenir las violaciones de los mismos.