Estrategias, modelos, herramientas de gestión y otra información necesaria para saber ¿cómo gestionar una empresa?

fracaso en gestión empresionalEl 90% de los proyectos de desarrollo estratégico que se implantan en las empresas fracasan. Tal como demuestran numerosas investigaciones y mi propia práctica y experiencia adquirida en puestos en distintas empresas, hay muchas causas que las explican. Entre ellas destacan las CINCO:

  1. El equipo directivo de la empresa mantiene una tendencia clara a la importancia de la gestión operativa. No se aleja de los dilemas actuales y no contempla su empresa desde un punto de vista amplio y a largo plazo. Su gestión se centra en la toma de decisiones operativas, urgentes, a corto plazo. Esta forma de gestión de la empresa es suficiente para sobrevivir, pero no es suficiente para desarrollarse por lo que, la empresa no lleva a cabo reformas internas para mejorar sus ámbitos de excelencia y consolidar su posición competitiva.
  2. La estrategia es el documento que es bueno poseer, pero que apenas refleja la realidad de la empresa. La empresa no lleva a cabo ningún análisis estratégico debido a lo que desconoce su situación actual y posición estratégica en el entorno. No se centra en los factores y las condiciones que afectan a la empresa y que provienen tanto de su exterior, como de su interior por lo que no puede omitir los obstáculos que encuentra en su camino hacia el desarrollo, o por lo menos, minimizar las amenazas que vienen de dichos obstáculos y ver las posibilidades potenciales para conseguir el desarrollo gracias a elecciones estratégicas determinadas.
  3. La empresa no posee una concepción clara de su desarrollo porque no tiene la visión completa de su crecimiento. Su visión no construye su futuro. No es claramente definida y predeterminada en cuanto a dónde desea llegar. No expresa las creencias, los conocimientos y las formas de pensar. La misión de la empresa no explica bien la razón de existir y de ser de la empresa sin dejar de lado los valores que no sirven de guía para las decisiones y acciones gerenciales y pautas de conducta para todos los integrantes de la empresa. Son palabras huecas. Los objetivos de la empresa no expresan lo que la empresa quiere llegar a ser y la forma de conseguirlo, por todo esto, no reflejan el modo de ser de la empresa.
  4. La empresa no elabora ningún sistema interno para seguir y evaluar los progresos en la implementación de su estrategia nivel de consecución de los objetivos estratégicos fijados. No recoge, ni interpreta datos sobre la realización de su estrategia, por lo que no puede corregir en tiempo real sus actividades en caso de irregularidades.
  5. La cultura propia de la empresa es rutinaria. La gerencia de la empresa dedica la mayor parte del tiempo a tareas de rutina decisiones operativas y algunas veces tácticas pero casi nunca a planear y tomar decisiones estratégicas. Los gerentes trabajan bajo presión resuelven siempre los asuntos y problemas urgentes y postergan lo importante. Por lo tanto, los miembros de la empresa no comprenden la misión y la estrategia y no se sienten identificados con ellas y, además, no identifican los objetivos básicos de la  empresa; no se involucran más en la realización del plan estratégico, no existe integración con los objetivos de la empresa. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: